El hijo

Tensiones e intenciones.

Por Roberto Doveris

 
 

Con una estética cruda, cámara en mano y en intencionado movimiento constante, “Le Fils” retrata el diario vivir de Olivier, un profesor de carpintería que recibe un nuevo alumno en la correccional juvenil en la que trabaja. Cercana al documental, su figura está siempre presente en el cuadro a través de planos muy cercanos y asfixiantes. Con el seguimiento constante, por sobre el hombro del personaje interpretado magistralmente por Olivier Gourmet, se van trazando muy de a poco las primeras líneas de esta historia.

Le Fils” es una cinta atrevida que pone en servicio de la aguda tensión un tratamiento agotador y una historia develada a través de las acciones de los personajes que a veces son sólo pistas falsas que buscan la construcción de relatos alternos en el espectador. Con poco diálogo, las intenciones siempre están lejanas al conocimiento y los móviles se vuelven impredecibles. La narración de los hermanos Dardenne le da la espalda al clásico establecimiento de la trama en los primeros minutos de película y pareciese que la cámara más allá de ser un mecanismo aproximativo que permite acercarse a la historia y ayudar a entenderla (junto con sus personajes), se vuelve un obstáculo para lograr ingresar en los hilos que mueven a esta narración, poniendo en duda de esa manera la capacidad de captura de realidad del dispositivo fílmico. Pero no sólo se aleja de la trama por medio del establecimiento de hechos fácticos y acciones llanas sin explicación previa, sino que en ese imposibilitar al espectador le inyecta una tensión pocas veces desarrollada en el cine y que “Le Fils” manipula a la perfección volviéndose una bomba de tiempo a punto de estallar en cualquier minuto

Este estilo visual ya lo habíamos experimentado en otro director francés hace algunos años, Erick Zonca (“La Vie revé des anges”, “Le petit voleur”) y se trata de una estética más o menos establecida que si bien se relacionó con dogma en la década pasada, está divorciada del movimiento aún cuando tiene fuertes connotaciones ideológicas. Aventurándome a señalar cierta intencionalidad de los hermanos Dardenne, esta cámara móvil provoca en “Le fils” la (falsa) sensación del registro directo, de realidad inmediata y expuesta sin tapujos frente al objetivo, pero resulta que esta realidad inmediata se vuelve insuficiente en el nivel del relato y nos termina pareciendo precaria. Caemos en cuenta, en ese momento, que aquello que los personajes no dicen es una pieza fundamental de la historia y que son ellos mismos los que van censurando en el cotidiano vivir sus sentimientos y motivaciones, tal cual ocurre comúnmente fuera del espacio cinematográfico (por no decir “realidad”). ¿Ha sido tarea del cine, entonces, develar estas fuerzas en pugna, estos sentimientos?. ¿Es el conocimiento de estas fuerzas necesario para la comprensión de lo real?

En rigor, ontológicamente la imagen tiene esa función; proviene del latín IMAGO que significa “hacer visible lo invisible”. Pero hoy en día, la era de todos los relatos, parece no volverse necesario este establecimiento de los actantes, de las divisiones y las estructuras del relato mismo (dentro del mismo relato con el fin de hacer comprensible la historia al lector). Esta forma narratológica parece estar ya incorporada en nuestra mirada (entendiéndola como construcción cultural) y por lo mismo somos capaces, como espectadores (post) modernos, de darle esta forma a lo que vemos proyectando el esquema que hemos aprendido. Pero esta capacidad tan propia de nuestra época, no será, en cierta forma, también una limitante en la medida en que estaríamos imposibilitados de ver las cosas sin una estructura lineal narrativa. “Le Fils” pone en discusión este esquema de leer (mirar) el relato en el momento al momento que va estimulando al espectador para hacer lecturas posibles, esquemas que corren por cuenta y a responsabilidad de él. Manejar esa dialéctica es la tarea que los hermanos Dardenne han sabido manejar asertivamente.

 

Título: Le Fils

Director: Jean Pierre y Luc Dardenne

País: Bélgica, Francia

Año:  2002

 

 
Como citar:
Doveris, R. (2005). El hijo, laFuga, 1. [Fecha de consulta: 2017-10-24] Disponible en: http://2016.lafuga.cl/el-hijo/197